volver arriba

Hna. Juana Bautista Arizmendi

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

Celebramos el paso a la Vida de nuestra querida Hermana Juana Bautista que ya celebra la Pascua eterna a la que el Señor la ha invitado para disfrutar de su presencia y participar en el Banquete del Reino. Hna Juana Bautista ha fallecido el día 15 de noviembre, a los 90 años de edad y 71 de Vida Consagrada en la comunidad “Mater Carmeli” enfermería, de Vitoria. 

 

 

FOTO

Nació en Villafranca de Oria (Guipúzcoa), el 12 de diciembre de 1927. Profesó como Carmelita Misionera en Pamplona el 31 de agosto de 1948. Muchas hermanas recuerdan su vida y misión y han disfrutado de su compañía y de sus muchos detalles a lo largo de la vida fraterna. En sus 71 años de vida consagrada, Hna. Juana Bautista ha realizado diferentes actividades apostólicas, sobre todo en el campo docente, tanto en España como en Colombia.

En España la recordamos en las comunidades de: Pamplona, en dos comunidades: “San Francisco Javier” y “El Carmelo”; Barcelona: también dos comunidades: “Casa Madre” y “Santa Teresa de Jesús”; Ávila: “Nuestra Señora de Sonsoles”; San Sebastian: “San José” y “El Carmelo”; Zaragoza: “El Carmelo”; Vitoria: “Mater Carmeli”. En Colombia, donde la hermana permaneció desde 1951 a 1969 realizó su misión en las comunidades de San Juan del Cesar: “Nuestra Señora del Carmen”; Carolina: “La Inmaculada” y Sabaneta: “San José”. En 2015, ya enferma,  es destinada a la  comunidad “Mater Carmeli”, enfermería de Vitoria, donde ha vivido los últimos años de su vida y donde recibe la llamada del Señor para la Vida verdadera.

 

FOTO

Recordar a Hna. Juana Bautista, es recordar la huella vocacional que ha dejado, sobre todo con la juventud en un largo y apasionado apostolado docente. Tenía  un gran sentido de familia, un gran amor e interés porla Congregación. Su vida ha sido un caminar en fidelidad a la llamada del Señor, en una entrega generosa para “amar y servir” a Dios y a los hermanos en una vivencia evangélica. Hoy es un buen momento para reconocer y bendecir al Señor por la misión realizada a lo largo de toda su vida en una entrega generosa a la Iglesia y a la Congregación.

 

Como familia, damos gracias al Señor por el testimonio de la Vida de nuestra hermana Juana Bautista; oramos para que goce ya de la Pascua eterna y contamos también con su intercesión ante el Padre por todo el Carmelo Misionero para que permanezcamos fieles a la misión que nos ha sido confiada.

 Madrid, 18 de noviembre de 2018

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. María Dolores Corral Mariscal Hna. Carmen Holgado Casado »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.