volver arriba

Hna. Carmen Holgado Casado

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

El Señor sigue llamando a nuestras hermanas a la Casa del Padre para participar en el Banquete eterno y disfrutar de su presencia. En la madrugada del día 30 de octubre de 2018, ha llamado a nuestra Hermana MARIA CARMEN HOLGADO CASADO. Ha fallecido a los 98 años de edad y 75 de Vida Consagrada, en la comunidad “San José” de Oropesa (Toledo).

 

FOTO

Hna. María Carmen nació en Aldea Dávila (Salamanca) el día 17 de julio de 1920 y profesó como Carmelita Misionera en Pamplona el día 2 de marzo de 1943. En su trayectoria vocacional y apostólica realizó diferentes servicios y actividades en varios lugares de la Congregación. Hoy es un momento oportuno para reconocer y bendecir al Señor por la misión realizada a lo largo de toda su vida, por su entrega a la Iglesia y a la Congregación.

Recordamos su trayectoria vocacional durante los 75 años de entrega y servicio a Dios y a los hermanos, sobre todo en el campo de la sanidad en las comunidades de Barcelona: donde vivó en tres comunidades: “Santa Lucía”, “Casa Madre San José”, “Inmaculada Concepción”; Madrid: en dos comunidades: “Sagrado Corazón”, “San José”; Guadalajara: “Residencia Sanitaria”; Oropesa: “Nuestra Señora del Recuerdo” y “San José”. Durante los últimos años Hna. María Carmen permaneció en la comunidad de “San José” de Oropesa (Toledo), en donde ha vivido su enfermedad con mucha serenidad y paz y de ahí ha partido hacia la Casa del Padre, donde ya está gozando de su presencia.

 

 

FOTO

 

La huella que nos ha dejado en su caminar es su fidelidad a la llamada del Señor, su entrega generosa, su bondad y disponibilidad para “amar y servir” con actitudes evangélicas sobre todo a los enfermos, tanto en los centros sanitarios como a domicilio y a las enfermas invidentes de la Comunidad de Santa Lucía. Sentía gran amor e interés por la Congregación y su oración era constante por todas las Carmelitas Misioneras, por la Iglesia y por la humanidad.

 

 

 

 

Como familia, damos gracias al Señor por el testimonio de la vida de nuestra hermana María Carmen; oramos por ella para que goce ya de la Pascua eterna y contamos también con su intercesión ante el Padre por todo el Carmelo Misionero para que permanezcamos fieles a la misión que le ha sido confiada. 

 

 Madrid, 31 de octubre de 2018

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Juana Bautista Arizmendi Hna. Ofelia Lario Rodríguez »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.