volver arriba

Hna. Amparo Arostegui Ayarzaguena

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

 

En comunión de fe y esperanza acogemos el paso a la Vida de nuestra querida HNA. AMPARO AROSTEGUI  AYARZAGUENA.  El día 3 de  diciembre de 2018 fue llamada por el Señor para gozar de la Pascua eterna. Ha llegado a la meta con la lámpara encendida y ha entrado en el Banquete del Reino, donde cantará eternamente las misericordias del Señor, junto con todos los elegidos que nos van precediendo. Ha fallecido a los 91 años de edad y 64 de Vida Consagrada, en la comunidad “Casa Madre Santa Teresa” de Barcelona.

 

FOTO

Hermana Amparo nació en Bérriz, (Bilbao), el día 9 de mayo de 1927 y profesó como Carmelita Misionera en Pamplona el día 28 de agosto de 1954.

Recordamos su  trayectoria vocacional y apostólica en el Carmelo Misionero durante los 64 años de servicio, entrega y especial cercanía a los enfermos. Colaboró también en algunas de nuestras Casas de Ejercicios Espirituales, desempañando su misión con responsabilidad, cercanía y bondad. Compartió su vida y misión en las comunidades de: Pamplona: “San Francisco Javier” y “San Miguel”; Barcelona, en las comunidades“Casa Madre San José”; “Santa Cruz de Vallcarca; Tarrasa: “San Lázaro” y “Santa Teresa de Jesús”; Destacamos su larga y significativa presencia en Es Cubells, formando parte durante más de 35 años de la cdad. “Santa Teresa”, entregada de lleno al cuidado de ese entrañable lugar palautiano y a la acogida sencilla y cálida de cuantas personas se acercaban a esa casa de Espiritualidad. Su última comunidad ha sido la “Casa Madre Santa Teresa” (enfermería) de Barcelona.  Con sencillez y con paz ha partido hacia la Casa del Padre, donde sin duda ya está gozando de su presencia.

FOTO

En su caminar como Carmelita Misionera, hna. Amparo nos ha dejado una huella de sencillez, delicadeza, responsabilidad, y gran sentido comunitario.  Era  amante del  silencio, gustaba de pasar momentos ante el Sagrario. Amabala Congregacióny oraba por las necesidades y proyectos de la misma como también por la  iglesia.

Como familia, damos gracias al Señor y oramos por nuestra hermana para que goce eternamente de su presencia. Contamos también con su intercesión en el Reino del Padre para que Él nos ayude a pasar por la vida haciendo el bien y testimoniando su amor y su  ternura como, sin duda, intentó vivir siempre nuestra  hermana Amparo.

 Madrid, 4 de diciembre de 2018

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Visitación Velasco García (Visi) Hna. María Dolores Corral Mariscal »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.