volver arriba

Hna. Carmen Salvador Prieto

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

Como Iglesia y como Familia, vamos acogiendo, en comunión y esperanza el paso a la Vida de nuestras Hermanas. Hoy nos ha dejado nuestra querida Hermana CARMEN SALVADOR PRIETO para participar del Gozo y de la Paz en la Fiesta del Banquete Eterno para aquellos que con tanto amor han trabajado en la Viña del Señor.  Ha fallecido el día 27 de noviembre de 2019, a los 86 años de edad y 63 de Vida Consagrada, en la comunidad de la Casa Madre Santa Teresa, de Barcelona. El Señor la encontró en vigilante espera para celebrar la Pascua Eterna.

 

FOTO

Hna. Carmen nació en Instinción (Almería), el día 12 de noviembre de 1933. Ingresó en el Carmelo Misionero en el año 1954 y profesó como Carmelita Misionera, en Pamplona, el 12 de mayo de 1956.

Recordar a Hna. Carmen, es recordar su trayectoria vocacional y apostólica, realizada siempre con gran generosidad, con alegría, con responsabilidad, tanto en el campo Sanitario como en la Catequesis. Frecuentó diferentes comunidades, casi siempre en la Provincia de Cataluña. Su inicio en la vida religiosa fue Pamplona: “San Francisco Javier”. Las siguientes comunidades: Lérida: “Padre Palau”; Gerona: “San Narciso”; Sabadell: “Nuestra Señora de la Salud”; en Barcelona realiza su misión en tres comunidades: “Virgen del Carmen”; “San José”; “Casa Madre Santa Teresa”; Tarrasa: “San Lázaro”; El Masnou: “Santa Lucía”; Tortosa:“Nuestra Señora de los Remedios”; Navás: “San José”. En junio, es destinada a la comunidad de la Casa Madre, Santa Teresa, Barcelona, por  motivos de que se iba a proceder a la supresión de la comunidad. Es en esa comunidad donde Hna. Carmen recibe la llamada del Señor de la Vida y responde con el gozo y la esperanza de saber que va al encuentro de Aquel a quien había amado toda su vida.

 

FOTO

Con su buen hacer, en el servicio de enfermería, supo motivar, acompañar y servir con alegría, con mucha responsabilidad y profesionalidad a cuantos sufrían: enfermos, personas mayores, invidentes, a hermanas mayores. Disfrutó también acompañando a niños y jóvenes en la Catequesis. Mujer de fe, era muy sencilla, detallista, orante. Sentía un gran amor por la Iglesia y la Congregación.

 

Como Familia que vive la alegría de la comunión, damos gracias por el testimonio de su vida y oramos al Señor para que la tenga ya en su Reino de Paz y de Amor. Contamos también con su intercesión ante el Padre por el Carmelo Misionero para que seamos fieles a nuestra vocación al servicio de la Iglesia por la extensión del Reino.

 

 

 

 

 Madrid, 28 de noviembre, 2019

 

                                                                                          Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Mª José Carrasco Rouco Hna. Regina Uriarte »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.