volver arriba

Navidad en la comunidad de Zabrze – Polonia.

Navidad, tiempo de encuentro

FOTO

Navidad tiempo de alegria, de encuentro, encuentro con Aquel que esperamos, encuentro con familiares, amigos y para nosotras encuentro con las hermanas de las otras comunidades.

Días de preparación (Adviento) al encuentro con el Niño – Dios y preparación y apertura para también acoger al hermano.

Así hemos vivido este tiempo en la comunidad. Todo estaba a punto para esperar y acoger a los hermanos menos favorecidos, personas solas, sin techo. El día 24 a las tres de la tarde era la cita. Puntuales iban llegando, todos vestidos de fiesta,  la mayoría hombres, pero no faltaron algunas mujeres con niños. Todos, todos, unos 80, para celebrar juntos la Navidad. Gracías al Ayuntamiento de la ciudad pudimos ofrecerles una comida-cena de Nochebuena. No faltó nuestro párroco Don Klaudiusz Szymroszczyk, él es el que dio el anuncio de Navidad a través de la lectura de Lucas 2, 1-12. A continuación invito a compartir el Opłatek ( una especie de oblea) y felicitarse los unos a los otros.

Aquí estábamos las hermanas de esta comunidad, las de la comunidad de Cracovia algunas voluntarias y un señor que vino directamente del trabajo para echar una mano. Además dos personas del CMS vinieron el sábado anterior para preparar el comedor y las bolsas con los regalitos que la comunidad ya había adquierido.

FOTO

Durante la comida, algunas hermanas, mientras otras servían,  animaban con villancicos que enseguida empezaron a aumentar las voces y la alegría fue aflorando en todos. ¡Que bello ver disfrutar a aquellos que difícilmente los ves alegres!

Al despedirsen todos daban las gracias por todo. También se les dio la cominda que quedó y la bolsa con los regalitos para que siguieran celebrando.

Cuando empezaron a irsen llegaron las hermanas de la comunidad de Trzebinia: Ya estábamos al completo las hermanas.

Después de recoger todo fuimos a la capilla para cantar las Vísperas. Nos acompañaba el p. Grzegosz Firszt, ocd, secretario del Teresianum de Roma, con su mamá.

La celebración continuó en el comedor en espera de la venida del Niño-Dios  que se hacía presente en la Misa de medianoche. Aquí en nuestra parroquia fue a las 22.00. La iglesia estaba llena.

Al día siguiente seguimos gozando de la presencia de las hermanas. Sólo después de la comida empezaron a irse cada una a su comunidad con el gozo de haber compartido juntas la alegría de la Navidad.

 Hna Águeda Solas cm

FOTO



Bautizados y enviados »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.