volver arriba

Hna. Sagrario Murillo Agos

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

Os comunicamos que tenemos una nueva intercesora en la Casa del Padre, la primera en este año 2020. El día 2 de enero, el Señor de la Vida llamó a nuestra querida Hermana MARIA SAGRARIO MURILLO AGOS a participar en el Banquete eterno para gozar para siempre en el Reino preparado por el Padre para los trabajadores de su Viña y vivir en el gozo de Aquel que la sedujo y llenó plenamente su vida. Tenía 93 años de edad y 70 de Vida Consagrada. Ha fallecido en la comunidad Casa Madre “Santa Teresa” de Barcelona.  

 

FOTO

 

 

 

María Sagrario nació en Arazuri (Navarra) el día 14 de enero de 1926, en el seno de una familia cristiana, que despertó en los hijos una fuerte sensibilidad y compromiso vocacional hacia la vida religiosa. María Sagrario y su hermana María Jesús, que se encuentra en la comunidad “San José” de Oropesa (Toledo) Carmelitas Misioneras; hermanos P. Jesús OCD y Javier, hermano de San Juan de Dios.

María Sagrario, ingresó en el Carmelo Misionero el año 1948 y profesó en la Comunidad “San Francisco Javier” de Pamplona el 30 de agosto de 1949.  En su trayectoria vocacional y apostólica, nuestra hermana ha vivido siempre con un espíritu alegre y con mucha generosidad en diferentes lugares de la Congregación; principalmente en los servicios de Enfermería, tanto en Centros de Salud y Clínicas como con nuestras hermanas enfermas en algunas comunidades. Estas han sido: Pamplona: “San Francisco Javier”; Santa Coloma de Queralt (Tarragona): “Virgen del Carmen”; Tárrega (Lérida): “San Antonio”: en Barcelona realizó su misión en varias comunidades: Gironella: “Nuestra Señora de Nuria”. En la misma ciudad de Barcelona estuvo en: “Inmaculada Concepción”; “Virgen del Carmen”; “Santa María del Mar”; “Casa Madre San José”; “Casa Madre Virgen del Carmen”; “Casa Madre Santa Teresa”. Ha sido en esta última comunidad donde la encontró el Señor con la lámpara encendida y la invitó a gozar en su Reino de Paz.  

 

FOTO

 

A hermana María Sagrario la recordaremos como una mujer sencilla, acogedora, de una fe profunda, amante del silencio, de la oración y de la Virgen. Vivía con gozo su consagración a Dios y su servicio a los enfermos y necesitados a los que se entregaba con todo el corazón sin mirar el tiempo, siempre cercana, atenta, delicada con todos.

 

Como familia que ora y comparte con todos sus miembros, nos unimos en acción de gracias por la vida y la misión de nuestra querida Hermana y oramos al Padre para que goce ya de la Pascua Eterna. Gracias María Sagrario por tu trabajo en la Viña del Señor, por tu entrega generosa, por el testimonio de tu vida, tu vocación, tu servicio. Te encomendamos el Carmelo Misionero para que permanezca siempre fiel a su vocación al servicio de la Iglesia por la extensión del Reino. 

 

 

 

             Madrid, 6 de enero 2020

 

                                                                                          Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Joaquina Pérez de Zabalza San Martín Hna. Mª José Carrasco Rouco »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.