volver arriba

Hna. Concepción Florensa Parés

“Voy a prepararos un lugar...”

FOTO

La experiencia de muerte y resurrección, se hacen presentes una vez más, entre nosotras. Tenemos otra hermana celebrando su Pascua Eterna. Hna. CONCEPCIÓN FLORENSA PARÉS, a causa del covid-19 ha fallecido el día 22 de marzo de 2020; tenía 92 años de edad y 72 de Vida consagrada. Pertenecía a la comunidad “Santa Teresa” Casa Madre, Barcelona. El Señor sigue invitándonos a la confianza, al amor, porque sólo Él es la Resurrección y la Vida. Nuestra Hermana Concepción ha llegado a la meta, al encuentro  con Aquel a quien  había entregado su vida y el Padre la acoge en el lugar que la tenía reservado para descansar en la Paz de los justos.

 

FOTO

Hna. Concepción nació el 9 de febrero de 1928 en San Esteban de Granollers (Barcelona), y profesó como Carmelita Misionera el 30 de agosto de 1947 en el noviciado de Pamplona.

En su trayectoria vocacional en el Carmelo Misionero durante los 72 años consagrados a Dios y a los hermanos, ha realizado diferentes actividades apostólicas, especialmente en el campo docente y en la Catequesis. Colaboró muy activamente y con gran entusiasmo en el Archivo de Nuestro Padre Fundador, en Barcelona. La recordamos en las comunidades de: Pamplona: “San Francisco Javier”; San Sebastián: Colegio “El Carmelo”; en Barcelona la encontramos en las comunidades de “Santa Teresa de Jesús”; “Virgen del Carmen “y “Santa María del Mar”; Navas: “San José”; Tarrasa: “Santa Teresa de Jesús”; Villafranca de Oria (Guipúzcoa): “San José”; Oropesa (Toledo): “San José”; Ahuachapán (El Salvador): “El Monte Carmelo”; Salamanca: “El Carmelo”. Llega a la Comunidad de la Casa Madre, “Santa Teresa” el 16 de enero de 2015. Aquí pasa la última etapa de su vida y aquí, con la lámpara encendida, la encuentra el Señor y la acoge en su Reino de Paz.

 

FOTO

Sus 72 años de vida religiosa han sido un testimonio de fidelidad a la llamada del Señor y de entrega generosa a la misión que le fue encomendada, misión que siempre realizó con mucha generosidad y un gran sentido de responsabilidad, era una persona acogedora, amable y bondadosa. Su gran amor a N. P. Fundador lo dejó plasmado en los Archivos Palautianos de Barcelona, que con mucho gozo y hasta orgullo fraterno enseñaba a cuantos se lo solicitaban. Con dotes para la música, disfrutaba preparando la liturgia para la comunidad y para las Hermanas de la enfermería.

 

 

Como Familia, nos unimos para dar gracias al Señor por el testimonio de vida en el Carmelo Misionero de nuestra hermana Concepción, y oramos para que esté ya gozando en la celebración de su Pascua Eterna. También le pedimos que interceda ante y Nuestra Madre del Carmelo y Nuestro Padre Fundador, por esta su Familia del Carmelo Misionero, para que crezcamos en comunión y esperanza en el servicio a la Iglesia por la extensión del Reino.

 

Madrid, 25 de marzo, 2020

Hna. Carmen Ibáñez Porcel

 

 



« Hna. María Marcet Boné Hna. Rosa Puig Suana »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.