volver arriba

Hna. Carmen Torres García

“…Aquí estoy, ¡oh Dios! para hacer tu voluntad”. (Hb, 10,7)

FOTO

Con la esperanza en el Dios de la Vida os comunico que nuestra Hermana MARIA CARMEN TORRES GARCÍA ha sido invitada por Jesús, su Señor, “de quien se ha fiado”, a la fiesta del Banquete Eterno con los justos que mueren en el Señor, para participar del amor y la misericordia del Padre. Ya está disfrutando de su presencia. Ha fallecido el día 25 de julio de 2020, fiesta de Santiago Apóstol, a los 94 años de edad y 58 de vida consagrada, en la comunidad “Santa Teresa”, Enfermería, Casa Madre, Barcelona.

 

FOTO

María Carmen nació en Madrid, el 14 de abril, 1926, en el seno de una familia de raíces cristianas y misioneras, que despertó en ella, el deseo de seguir a Jesús en la vida religiosa. Ingresó en el Noviciado el 5 de mayo de 1960 y profesó como Carmelita Misionera el 11 de noviembre de 1961 en Pamplona.

 

FOTO

 

Recordamos su trayectoria comunitaria y su trabajo en la “viña del Señor”, tanto en España como en Francia y África en las comunidades de Pamplona; Madrid; Beziers (Francia); Barcelona; Lérida; Sabadell; Luba y Micomeseng, ambas de (Guinea Ecuatorial); Roma; Benidorm (Alicante); Parla (Madrid).

Después de trabajar en España, el año 1983 fue destinada a Luba y Micomeseng donde realizará su misión en el servicio a los enfermos; con su buen hacer, supo motivar, acompañar y servir con mucha alegría y responsabilidad a cuantos sufrían: enfermos, gentes sencillas, personas mayores y necesitadas. Disfrutó también mucho con los niños africanos en la Misión de Luba. Ha realizado también otros servicios de formación y gobierno. En noviembre 2014 fue destinada a la comunidad Casa Madre Santa Teresa, Enfermería, donde recibe la llamada del Señor.

 

Recordamos a María Carmen como una persona de fe y oración, de profunda gratitud a Dios y a los hermanos; acogedora, fraterna y servicial; alegre y festiva, de buenas relaciones, conectaba fácilmente con cuantas personas entraban en contacto con ella. 

 

Damos gracias al Señor por su vida y misión entre los más pobres y necesitados y pedimos al Señor que la acoja en su Reino de Paz y de Amor y que el testimonio de fe y fortaleza nos aliente en nuestro camino en el seguimiento a Jesús por el servicio del Reino. Gracias María Carmen, contamos también con tu intercesión ante el Padre por el Carmelo Misionero para que seamos fieles a nuestra vocación al servicio de la Iglesia.

 

                        Madrid, 27 de julio, 2020

 

 

 

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Marcelina Pérez Hormazabal Hna. Benilde Ares Freire »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.