volver arriba

Tú eliges

TE INVITO A VIVIR UNOS DÍAS DE SILENCIO, SIN MÓVIL

FOTO

El estilo de vida veloz que se vive en la gran ciudad, muchas veces genera un vacío, no fomenta las relaciones continuadas en el tiempo, sólidas, que son las que nos reconfortan y nos dan afecto. Mercalizamos las relaciones en muchas cosas. Observamos por la calle que la inmensa mayoría del tiempo. la gente tiene su teléfono móvil activo en la mano, independientemente de que esté en grupo o no. La tecnología nos acerca cuando estamos lejos pero, una vez cerca, nos aleja. Da la impresión que el ser humano siente necesidad de relacionarse más de manera virtual que en el mundo real, y a veces genera adicción y dependencia.

Vivimos permanentemente conectados, informados, y apenas tenemos momentos de silencio y soledad, tan necesarios para crecer como personas. Siento que no soy radical con las tecnologías, pero sí creo que se debería utilizar el teléfono móvil de una manera más inteligente, para no convertirnos en seres dependientes.

El otro día me dice uno: “me tienes que dar el número de tu móvil”, le contesto: “pues mira, no tengo móvil”, ¿qué no tienes móvil? ¡no me lo creo! y se te quedan mirando como algo raro… Ya sabéis que si necesitáis algo de mí, estoy en el fijo o en el correo electrónico.

FOTO

Te invito a vivir este verano de otra manera, intenta viajar con frecuencia a tu interior para abrirte al Espíritu y tomar nuevo impulso. Silencia tu interior en la oración, procura liberarte de todo lo que te ata, entonces tu oración siempre frágil y quebradiza ira en busca de valores evangélicos. El silencio es el espacio en el que Dios te espera. En el silencio de tu vida y en los afanes cotidianos, el Espíritu va haciendo su obra. “Gran consuelo es para nosotros, poder marchar por los caminos del Espíritu” (Francisco Palau, Escr. 1084, 11).

La gente teme al silencio como teme a la oscuridad, nos hemos habituado a vivir entre ruidos sin ser conscientes de cómo afecta a nuestra salud. “¡Preciosa soledad! tú has curado las llagas de mi corazón, pero has abierto otras que son incurables” (Mis Rel. 906, 2). La experiencia del confinamiento ha servido para descubrir el valor del silencio. Mucha gente ha vuelto a escuchar el canto de los pájaros, o el sonido de sus propios pasos caminando por la calle.

Cambia tu estilo de vida por unos días, dejando las prisas a un lado, huir del vaivén de la ciudad, caminar por la montaña rodeada de naturaleza, contemplar y escuchar el silencio, dejándote llevar del aire que tonifica.

Te ofrezco lugares aptos para gozar de soledad y silencio contemplativo que te puedan ayudar a recuperarte y fortalecerte por dentro. Entra en nuestra pág. Web: Carmelitas Misioneras.org pica nuestra misión: Centros de Espiritualidad, picar Europa. Una vez dentro de la pág. Web te puedes dar cuenta que nos encontrarás en España:

*Centro de Espiritualidad “Santa Teresa” - Ávila;

*Centro de Espiritualidad Francisco Palau - Barcelona;

*Centro de Espiritualidad “Santa Teresa”-Es Cubells-Ibiza;

*Casa de Oración “El Carmelo” - Zaratán (Valladolid);

*Casa de Oración “Santa Teresa”, Desierto de las Palmas - Benicàssim - Castellón;

*Ermita Urbana “Nuestra Señora de las Virtudes” - Barcelona.

Infórmate de sus características entrando en cada uno de ellos.

¡Feliz experiencia, buen verano!!!

Francisca Esquius CM



« SILENCIO, CONTEMPLACIÓN, ORACIÓN, PAZ, COMPROMISO…

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.