mayo 27, 2013
Inicio 9 Carmelitas 9 A la casa del padre 9 2013 9 Hna Carmen Nueno Buesa

Hna Carmen Nueno Buesa

«Me saciarás de gozo en tu presencia…»

 (Salmo 15,11)

Muy queridas Hermanas:

Os saludo con cariño y os comunico el paso a la Vida de nuestra querida Hna. Carmen Nueno Buesa. Falleció el día 23 de mayo de 2013, a última hora de la noche, en la comunidad «Nuestra Señora de las Virtudes», Tárrega (Lérida). Tenía 93 años de edad y 67 de Vida Consagrada.

Hna. Carmen nació en Bolea (Huesca), el 13 de noviembre de 1919. Profesó en Pamplona el 1 de marzo de 1946 y pasó unos meses en el Juniorado de Barcelona antes de su primer destino.

Mujer sencilla y bondadosa, pronto fue destinada al Hospital de Gironella, donde durante 24 años derrochó generosidad y amor en los servicios de casa: portería, ropería, plancha, sacristía. Visitaba y acompañaba buenos ratos a los enfermos, a quienes confortaba con su palabra e infundía confianza en el Señor para sobrellevar sus sufrimientos. También supieron de su entrega en el Sanatorio Antituberculoso “La Alianza” de Boltaña y en el Hospital de Santa Coloma de Queralt.

En comunidad compartió fe y vida, expresión de la vivencia interior. Al jubilarse de su tarea, fue destinada a la comunidad “Nuestra Señora de las Virtudes” de Tárrega, en el año 1984. Como era una modista muy buena encontró enseguida trabajo; confeccionaba hábitos, no sólo para la comunidad, también para muchas Hermanas que recurrían a ella pidiéndole este servicio. Cuidaba con gran esmero el jardín y siempre  estaba dispuesta a ayudar en los servicios de la comunidad. Dedicaba buenos espacios a la oración y siguió con fidelidad los actos comunitarios hasta la noche del día 17 de mayo. Al llamarla por la mañana, se notó algo raro en ella, le dio una embolia quedando desde el primer momento en coma agónico – cerebralmente estaba muerta – y así duró hasta que su corazón dejó de latir. En su funeral concelebraron dos sacerdotes que habían conocido a Hna, Carmen en Gironella, manifestaron su grato recuerdo y su gran aprecio hacia la Hermana: claro signo de que la bondad y amabilidad dejan huellas.

Gracias, Carmen, por tu fidelidad a la vocación de carmelita misionera, por el buen recuerdo que nos dejas. Oramos a Dios nuestro Padre para que te acoja en su regazo y para que acepte tu intercesión por la Congregación y por la Iglesia.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo Provincial

Hna. María Esperanza Izco
Madrid, 27 de mayo de 2013

Categorías

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

0 comentarios