mayo 28, 2011
Inicio 9 Todas 9 Hna Catalina Legrán Fernández

Hna Catalina Legrán Fernández

“…He competido en la noble competición, he llegado a la meta en la carrera, he conservado la fe…..”  (II Tm. 4,7)

Muy queridas Hermanas:

Os saludo con cariño y os comunico el “paso a la Vida” de nuestra querida HNA. CATALINA LEGRÁN FERNÁNDEZ, que falleció el día 27 de mayo de 2011. Pertenecía a la comunidad “Santa Teresa” – Enfermería – Casa Madre, Barcelona. Damos gracias al Señor por los 78 años de su vida y por los 48 de Carmelita Misionera; un largo camino de muerte y resurrección, de entrega y servicio, en el que “ha competido en la noble competición y ha llegado a la meta”; ya se encuentra gozando de la presencia del Señor.

Nació el 14 de enero de 1933 en San Sebastián de los Ballesteros (Córdoba). Profesó en el Noviciado de Pamplona el 10 de noviembre de 1962. Después de pasar un año en el Juniorado de Barcelona, fue destinada al Instituto Frenopático “Les Corts” de Barcelona, donde permaneció hasta el mes de marzo de 1989, fecha en que se cerró la comunidad. Durante 26 años, entregó su vida al cuidado de los enfermos psíquicos, con la certeza de que en ellos servía al Señor, misión que realizó con solicitud y amor, convencida que si todo enfermo es un miembro doliente de Cristo, estos enfermos lo son de una manera especial. Era acogedora y simpática, tenía muchos recursos para hacer la vida agradable a las personas y especialmente a los enfermos que cuidaba. Durante ocho años estuvo enla Clínicade Solarium, Barcelona, donde continúo ese servicio con gran generosidad. Debido al deterioro físico por el alzheimer, tuvo que dejar el trabajo con los enfermos, misión tan querida para ella, y fue destinada, primeramente, a la comunidad “Virgen del Carmen” dela Casa Madrey después ala Enfermería, donde ha fallecido.

Hna. Catalina era una mujer de fe y de profunda experiencia interior, amante de María, Madre del Carmelo, a quien invocaba frecuentemente, ofreciendo su vida y sufrimiento; alegre y amable; disponible y fraterna, siempre dispuesta para ayudar a los demás, con sencillez amaba y servía tanto a los enfermos como a las hermanas en las comunidades. En salud y en la enfermedad vivió con gozo y entrega su vocación de carmelita misionera. Tenía un fuerte sentido de pertenencia, se percibía en ella gran amor ala Congregación, se interesaba por ella, oraba por sus necesidades y proyectos.

Gracias Catalina por tu vida y testimonio vocacional. Sabemos que, de forma nueva y resucitada, permaneces entre nosotras; estamos seguras que seguirás acompañando y ayudando a las Carmelitas Misioneras. Nos alegramos contigo, pues ya habrás escuchado la palabra del Señor: “lo que hiciste con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hiciste, entra en la Casa del Padre”.

Oramos por ella y por todas nosotras para que este nuevo “paso del Señor” porla Provinciareavive nuestra esperanza enla Pascuade Jesús y también en la pascua de las Hermanas que nos van precediendo.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo Provincial.

María Pilar Miguel
Madrid, 28 de mayo de 2011

Categorías

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

0 comentarios