Inicio 9 Destacadas 9 Hna. Concepción García Borrero

Hna. Concepción García Borrero

Os comunicamos el fallecimiento de nuestra Hna. Concepción García Borrero, que fue llamada por el Señor a la “Casa del Padre”, para descansar con Él para siempre. Falleció el día 28 de febrero de 2024. Pertenecía a la comunidad “Mater Carmeli” de Vitoria.

Hna. Conchita, como la llamábamos, nació en Valladolid el 6 de octubre de 1938. Ingresó en el Carmelo Misionero el día 9 de noviembre de 1960 y profesó como Carmelita Misionera el día 11 de noviembre de 1961 en Pamplona (Navarra).

Ha vivido, compartido y realizado su misión en distintas comunidades de Francia: Beziers, Montagnac, Saint Tropez, Perpignan. También estuvo en Montreal (Canadá) En España la recordamos en las comunidades de: Pamplona, Zaragoza, Santander, Santa Lucía de Gordón (León), Valladolid, Villava (Navarra) Benicasim (Castellón), Burgos y Vitoria.

Después de un largo recorrido por estas comunidades, fue destinada a la enfermería de Vitoria en mayo del 2022. Lentamente su salud se ha ido deteriorando y, a pesar de las visitas a médicos especialistas, de los cuidados del personal sanitario de la enfermería y de las hermanas de la comunidad, su corazón dejó de funcionar cuando nadie lo esperábamos.

No tenemos certeza, pero creemos que ella intuía su final; la tarde-noche del día 26 del pasado mes de febrero, fue ingresada en el Hospital. En la puerta de nuestra casa, su rostro cambio de semblante, reflejaba paz y serenidad y dijo estas palabras: Pilar, gracias por todo, saluda de mi parte a las hermanas y al personal. Después de su fallecimiento hemos comprendido que sus palabras eran de despedida. Varios días antes, había expresado que quería irse al cielo y descansar.

Ya estamos sintiendo su ausencia, su presencia era un reclamo para todas, por sus llamadas y peticiones al personal y a las hermanas. Ha sufrido mucho. Le costaba aceptar su situación, su historia personal, su enfermedad. Sin embargo, el Señor, como buen alfarero, ha ido modelando su vida y ha hecho de ella una vasija nueva y agradable a sus ojos. A nosotras, en medio del dolor, y de la sorpresa, nos queda la satisfacción de haberla cuidado y acompañado.

En su trayectoria vocacional nos deja una hermosa huella, reflejada en tres actitudes fundamentales, regaladas y acrecentadas por el Señor en esta etapa de su vida. El perdón, reconocía sus malos momentos y pedía perdón. La gratitud, valoraba, a pesar de todo, los servicios, las visitas, las palabras de cariño y cercanía. La fraternidad solidaria, ella, era consciente de su situación física y cognitiva, sin embargo, se interesa por las demás y preguntaba “y tú, cómo estás”. Realmente el Señor ha ido haciendo, lentamente, su obra de Amor en ella.

¡Gracias, Conchita! Por tu larga vida, 85 años, y por tu vocación, 62 años de Vida Religiosa. Tu presencia y testimonio siguen vivos en tu familia y en las Carmelitas Misioneras. Sabemos que te encuentras gozando de la presencia del Señor, y que, en forma nueva y resucitada permaneces entre nosotros y seguirás acompañando y ayudando a las Carmelitas Misioneras.

Oramos por ella y por todas nosotras para que este “nuevo paso” del Señor reavive nuestra esperanza en la Pascua de Jesús y en el encuentro de las hermanas que nos han precedido.

Hna. Cecilia Andrés

Madrid 4 de marzo de 2024

S

Categorías

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

0 comentarios