enero 30, 2012
Inicio 9 Todas 9 Hna Josefina Aznar Carneo

Hna Josefina Aznar Carneo

“…Os tomaré conmigo, para que donde esté yo
estéis también vosotros …”
(Jn.14, 2-3)

Muy queridas Hermanas:

Os saludo con cariño y os comunico el “paso a la Vida” de nuestra querida Hna. Josefina Aznar Cameo. Falleció el 30 de enero de 2012 en la comunidad “Santa Teresa” de Torremolinos (Málaga). Agradecemos al Señor los 83 años de vida y los 64 de Carmelita Misionera; una larga travesía vocacional de “amor a Dios y a los prójimos”, de vigilante espera dejándose “tomar por el Señor” para gozar eternamente de su presencia y, al final del camino, “estar donde Él está”.

Hna. Josefina, nació en Cariñena (Zaragoza), el 20 de julio de 1928. Profesó el 28 de agosto de 1946 en Pamplona. Realizó, con solicitud y delicadeza, su trabajo de enfermera en las Clínicas de Ávila y Santa Cruz de Tenerife, convencida de que el enfermo es un miembro sufriente del Cuerpo místico de Cristo. Atendió, con especial cariño, a los enfermos mentales en el Sanatorio Esquerdo de Madrid, a los ancianos en la Residencia de Malagón y a las Hermanas mayores en Torremolinos. Durante su trayectoria en el Carmelo Misionero y, con la disponibilidad que le caracterizaba, realizó otros servicios en las comunidades de Viana do Castelo (Portugal), Salamanca y en Madrid como ecónoma provincial.

Hna. Josefina vivió con profundo sentido el don vocacional, tenía muy arraigado su sentido de pertenencia, el amor a la Congregación y a la Iglesia. Tenia muy presente a María en su vida y, como buena aragonesa, manifestaba su especial devoción a la Virgen del Pilar. Trabajaba incansablemente por los demás, era agradable en el trato con las personas; favorecía la vida comunitaria con su amabilidad y sonrisa, con su disponibilidad y servicio. En las comunidades donde vivió y trabajó, seguirá vivo su espíritu de entrega y sus detalles fraternos, entre otros, el vino de cariñena y las frutas de Aragón, con los que obsequiaba a la comunidad cuando regresaba de visitar a la familia en su localidad natal.

Los últimos años de su existencia, después de cuidar a las Hermanas mayores de la comunidad “Santa Teresa” de Torremolinos (Málaga), ha tenido que ser cuidada por las hermanas de la comunidad y el personal laico que colabora en esta casa de mayores. Sin embargo, a pesar de la limitación, seguía sonriendo y dejando tras de sí un testimonio de sencillez, entrega y fidelidad al seguimiento de Jesús y de servicio a los hermanos. Y al final, la luz de su existencia que ha iluminado su vida y la de los demás, ha dejado de brillar en esta tierra para brillar eternamente en el Cielo.

Gracias Josefina por tu vida y testimonio vocacional. Sabemos, que de forma nueva y resucitada, permaneces entre nosotras; estamos seguras que seguirás acompañando y ayudando a las Carmelitas Misioneras. Juntas oramos al Señor para que te acoja en su Reino de amor y disfrutes para siempre de su presencia.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo Provincial.

María Pilar Miguel
Madrid, 30 de enero de 2012
Prot. 984/2012

Categorías

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

0 comentarios