febrero 26, 2013
Inicio 9 Carmelitas 9 A la casa del padre 9 2013 9 Hna Mª del Carmen Sáez Otarola

Hna Mª del Carmen Sáez Otarola

“Mira que estoy a la puerta y llamo” 

(Ap 3, 20)

Muy queridas Hermanas:

Os comunico que tenemos una nueva intercesora en la casa del Padre. En la tarde del 23 de febrero de 2013 falleció nuestra HNA. MARÍA DEL CARMEN SÁENZ OTALORA a los 72 años de edad y 50 de Vida Consagrada, en la comunidad “El Carmen”, Burgos. Ya está gozando de la presencia del Señor y celebrando, con otras muchas hermanas, la Pascua de Resurrección.

Hna. Carmen nació en Vitoria (Álava) el 19 de julio de 1940 y profesó en Pamplona el 10 de mayo de 1962. Después de varios años en el juniorado de Barcelona fue destinada a la comunidad del Instituto Nacional de Medicina, Madrid, donde estudió enfermería y donde trabajó en el cuidado de los enfermos; también estuvo en otras comunidades: Salamanca, Madrid, casa provincial y en la Clínica “Mateo Milano” de Madrid. En el año 1972 fue incardinada en la comunidad “Virgen Blanca”, Vitoria y trabajó como enfermera en la Seguridad Social hasta el 2005 y, este mismo año, fue destinada a la comunidad “El Carmen”, Burgos, donde ha fallecido.

Su misión principal en el Carmelo Misionero ha sido la atención a los enfermos, a quienes atendió con solicitud y profesionalidad. Este año ha celebrado las Bodas de oro, un largo camino en el que ha experimentado el amor y la misericordia del Señor y en el que ha tratado de responder en fidelidad vocacional y sirviendo a los hermanos necesitados de atención, pues era una buena profesional, así lo han manifestado las personas enfermas que tuvieron la oportunidad de experimentar sus cuidados.

Quienes han conocido de cerca a Carmen la consideran persona de grandes valores humanos y espirituales, resaltaba en ella la elegancia y las cualidades femeninas; era ordenada en su persona y en sus cosas, pero a la vez mostraba grandes contrastes. En la convivencia diaria no siempre mostraba lo mejor de sus “capacidades”, sino la parte más débil de su realidad humana, se daba cuenta y unas veces pedía perdón y otras lo reconocía interiormente, aplicando a su vida las palabras de Pablo “no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero” (Rom.7,19).

Durante varios años ha soportado una larga enfermedad, mejor dicho enfermedades que fueron debilitando su psicología; han sido su cruz y ahora son su gloria; ha luchando tenazmente por superarlas y la mayor parte de los días y de las horas ha intentado vivirlas “con elegancia y animo fuerte”.

Hoy damos gracias por su vida y vocación, por el camino de muerte y resurrección que ha experimentado personalmente y con las hermanas, especialmente con la comunidad “El Carmen” de Burgos, donde ha vivido el último tramo de su existencia, de su enfermedad. Las que convivían con ella sabían que estaba mal, también ella lo sabía, pero nadie esperaba que el día 23 de febrero fuera la hora de su Paso a la Vida. Pedimos al Señor que la acoja en su Reino de amor y de paz.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo Provincial

María Esperanza Izco
Madrid, 26 de febrero de 2013

Categorías

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

0 comentarios