julio 19, 2013
Inicio 9 Carmelitas 9 A la casa del padre 9 2013 9 Hna Mª Teresa Nagore Esain

Hna Mª Teresa Nagore Esain

«…he corrido hasta la meta, he mantenido la fe…»
«… Entra en el gozo de tu Señor…»

Muy queridas Hermanas:

Recibid un saludo fraterno en este mes en que honramos a María la Madre del Carmelo; a ella “confiamos todas nuestras cosas”, especialmente a nuestra Hna. Teresa Nagore Esaín, a quien el día 19 de julio de 2013 la llamó el Señor para celebrar la Pascua eterna. Es la hermana de mayor edad en la Provincia, en octubre cumpliría 105 años de edad y en noviembre 82 de vida consagrada, una larga vida de entrega y servicio. Ha corrido con espíritu fuerte hasta la meta, ha mantenido la fe y la fidelidad vocacional.

Hna. Teresa nació en Undiano (Navarra) el día 15 de octubre de 1908, en una familia en la que todos los hijos fueron religiosos en diferentes Congregaciones, de ellos tres Carmelitas Misioneras, dos ya en la casa del Padre: María y Enriqueta que fallecieron en 1951 y 1967 en Barcelona. Teresa es una testigo de respuesta incondicional y espíritu misionero para quienes han compartido con ella fraternidad y misión apostólica en España y en Perú. Como otras hermanas que ingresaron en la Congregación en el año 1930, Teresa comenzó su trayectoria vocacional en Barcelona, donde profesó el 21 de noviembre de 1931; su vida tienen tres etapas, como ella misma solía decir: del 1931 al 1936 estuvo en las comunidades y Clínicas de Santander, «La Alfonsina», San Sebastián y Madrid “Mateo Milano”. Del 1936 a 1968 en Perú; el III Tomo de la Historia nos dice que Hna. Teresa es una de las fundadoras en Perú. Junto con otras hermanas, salió de Barcelona el 28 de marzo de 1936 y llegó al puerto del Callao el 20 de abril; parte de lo vivido, sufrido y trabajado en el Hospital del Niño y en Collique está escrito en las páginas de nuestra Historia con hermosos relatos y testimonio de su vida y misión; os invitamos a releerla. Otra parte de su existencia queda recogida, únicamente, en el libro de la vida que el Señor conoce. Hizo su profesión perpetua el 28 de marzo de 1937, en Lima donde ratificó para siempre su entrega al Señor como Carmelita Misionera.

En 1968 regresa a España y se incardina en la comunidad “San Francisco Javier”, de Pamplona, hasta el año 2009. Recordamos a Teresa como mujer de corazón grande, energía y fuego apostólico, gozo vocacional y amor a la Familia, bondadosa y agradecida. Por su enfermedad y condiciones físicas fue destinada a la comunidad de la enfermería de Vitoria donde, según el testimonio de las hermanas, ha vivido el último tramo de su vida con cierta lucidez y serenidad. Aunque la luz de su lámpara se ha ido apagando lentamente, ha irradiado luz hasta el último momento de su existencia.

Hoy la recordamos con gratitud, valoramos sus gestos sencillos de vivencia evangélica y carismática que han ido construyendo Historia y dando vitalidad al carisma palautiano. Gracias Teresa, te deseamos la plena participación en el Banquete del Reino y te pedimos que intercedas por todas nosotras ante el Señor, para que sepamos reavivar el espíritu vocacional y misionero, siendo en cada lugar y circunstancia luz y testimonio evangélico.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo.

 María Esperanza Izco
 Madrid, 19 de julio de 2013

Categorías

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

0 comentarios