agosto 9, 2012
Inicio 9 Carmelitas 9 A la casa del padre 9 2012 9 Hna Sofía García Usún

Hna Sofía García Usún

“Yo soy la resurrección y la vida…
El que haya muerto y crea en mí
no morirá para siempre»

Muy queridas Hermanas:“Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá”, con estas palabras de esperanza os comunico el “paso a la Vida” de nuestra querida Hna. Sofía García Usún que ha fallecido el día 8 de agosto de 2012, al caer la tarde. Pertenecía a la comunidad “S. Giuseppe”, Roma-Podere Zara (Italia); tenía 93 años de edad y 69 de vida consagrada.

Hna. Sofía nació el 27 de abril de1919 en Salvatierra de Esca (Zaragoza) e hizo su primera profesión en el Noviciado de Pamplona el 3 de marzo de 1943. Vio la luz en una familia profundamente cristiana que ha enriquecido a la Iglesia con la entrega de sus seis hijos: cuatro Carmelitas Misioneras: Sofía, Asunción, Aurelia y Esperanza (que murió siendo aun novicia), una religiosa de la Compañía de Santa Teresa, Consuelo, y el único hermano, Salesiano, muy querido por todas ellas, P. Casimiro.

Inició su misión apostólica en la Clínica “San Miguel” de Pamplona. Continuó el apostolado con enfermos en la Clínica “Villa Linda” de Roma desde 1955 hasta 1961 que fue trasladada a otra clínica en Brescia, y más tarde, en Treviso y Verona (Italia), siempre y dondequiera muy estimada, valorada y querida por los médicos y el personal sanitario.

Trascurrió toda su vida religiosa en Italia, donde realizó diversos servicios congregacionales: Superiora de varias comunidades, entre ellas la comunidad de la casa general, Viceprovincial de Italia, Ecónoma Viceprovincial, Ecónoma del Colegio “Mater Carmeli”, Roma. Cuando ya la edad y su delicada salud fue quebrantándose fue trasladada a la comunidad de mayores “San Giuseppe” de Roma, donde falleció serenamente y en la paz del Señor.

Hna. Sofía era una persona abierta, de mucha finura, muy delicada en el trato con las personas y detallista, responsable al máximo en todos los servicios que se le encomendaron, con clara visión de futuro. Se sintió fuertemente integrada en el Carmelo Misionero y en la antigua Provincia de Italia, a la que dio impulso abriendo nuevas comunidades y manifestando una gran sensibilidad y preocupación por las vocaciones. Italia la recordará siempre con gratitud y afecto. Mujer de fe y de corazón grande, de bondad y delicadeza, era acogedora y atenta con todos; con vivo interés hacia la vida de la Iglesia y del mundo, y una sensibilidad marcada para la Liturgia, en la que, especialmente, le gustaba mantener al día su formación, a pesar de la edad.

Gracias Sofía por tu vida y vocación que ha enriquecido el carisma congregacional.

Sabemos que estás gozando de la presencia de Jesús y disfrutando de la acogida y bendición del Señor. Ahora, desde el Cielo, podrás velar todavía más por el Carmelo Misionero al que tanto quisiste. Que el testimonio de tu entrega reavive en nosotras el fuego vocacional y la pasión por el Reino.

Un fuerte abrazo, en nombre del Consejo Provincial

Hna. María Esperanza Izco
Madrid, 09 de agosto de 2012

Categorías

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

0 comentarios