Inicio 9 Destacadas 9 «… para seguir a su lado»

«… para seguir a su lado»

Hna. María Pilar Gómez Getino

Carmelita Misionera.

Provincia Mater Carmeli de Europa

75 años de fidelidad

1948 – Marzo 1- 2023

Nacida en Sopeña de Curueño-León el año 1927. Hija de Juan y María, es la cuarta entre 9 hermanos. Su misión principal ser Parvulista y a sus 95 años de edad nos regala la gracia de celebrar sus Bodas de Diamante como religiosa. Desde la Comunidad «El Carmelo» de Salamanca compartimos su testimonio vocacional.

¿Qué es lo que más te ha hecho feliz en estos 75 años como Carmelita Misionera?

Me han hecho feliz muchas cosas, la vida, y una de ellas es estar con los niños en la clase. Siempre he sido muy feliz, no he tenido ningún tropiezo con ellos y la felicidad ahí me envolvía todo el día. Y luego también, me he dedicado mucho a coser para misiones; mis ratos libres los empleaba en todo esto; y siempre ya sabes, te cubre un tiempo que tienes libre y al mismo tiempo sabes que es para mejorar su vida, sus costumbres.

  • ¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienes de alguna de las tantas experiencias de misión en donde has sido enviado?

De misión yo he ido dos veranos a Guinea Ecuatorial y de verdad que me ha impactado para toda la vida y siempre lo tengo presente. Una de las cosas que me dio mucho qué pensar: ver la felicidad de aquella gente, cuando en sí, eran tiempos muy difíciles y no tenían nada de nada; sin embargo, si la gallina les había puesto un huevo nos lo traían para que lo comiéramos nosotras. Y un día le dije yo: – ¿por qué no le das a las niñas?- y me dijo: -No, no damos nosotros, esto no lo comemos porque es una vida que matamos- , y eso me impactó mucho. De verdad que me hizo pensar de tantas cosas que a veces desechamos nosotros y que no les damos importancia.

Bueno, y me dio mucha felicidad trabajar con esas señoras, yo les enseñaba a coser un poquito, les tenía que dar aguja, hilo, el trapo para coserlo. Bueno y hablar, muchos ratos hablando de sus costumbres, de lo que pasaban por sus vidas y todo esto me dio mucha alegría.

  • Tu familia, ¿cómo ha influido o apoyado tu vocación?

Yo de mi familia no tengo más que buenos recuerdos, nunca me han reprochado por qué había ido a las religiosas, ni nada de eso, al contrario me han animado siempre. Yo para mi familia no tengo más que las gracias mayores que se pueden dar a una persona. Y decirles que con ellos he sido muy feliz, que nunca, nunca he tenido que reprocharles nada.

  • En tus 75 años como Carmelita Misionera, ¿has vivido la experiencia de la amistad?

Sí, mira a lo largo de la vida yo he tenido muchas personas que me han querido mucho, de todos los pueblos por donde he pasado y eso siempre me ha dado mucha alegría porque pienso: las personas cuando juzgamos, o decimos. es que en todos los sitios hay gente mala, yo no lo puedo decir, habrá, pero para mí, las que he encontrado en mi vida han sido buenísimas; les tengo que agradecer su compañía, los ratos que hemos pasado y en fin todo lo que de ellas he recibido, porque ha sido mucho.

  • En tu vida de oración, ¿qué te ha ayudado y te ayuda a permanecer atenta a lo que Dios te pide?

Mira, muchas veces quizás no he sido fiel al Señor, pero he visto que siempre Él me ha perdonado, y esto me ha dado mucha confianza en todos los sentidos para seguir adelante, para luchar, para incluso decir a otra persona que tenga ánimo para conseguir lo que pide. En la oración he tenido siempre mucha confianza y en ella me siento feliz.

  • En los momentos de dificultad, ¿qué te he ayudado a superarlas?

Yo tengo mucha confianza en la Virgen y San José, siempre he recurrido a ellos como dos maestros que en sus vidas han tenido que pasar también penas y alegrías; pues les he pedido que me enseñaran el camino por donde tenía que seguir y lo que tenía que hacer.

  • Si volvieras a nacer, ¿serías Carmelita Misionera?

Por supuesto que sí, yo he sido muy feliz. Cuando me invitaron para entrar en la Congregación, les dije que yo no era para religiosa porque nunca lo había pensado ni soñado, pero sin embargo una vez dentro, ya no he querido salir y me siento feliz. He tenido muchas hermanas en todas las partes que he estado, de las cuales he recibido muchos ejemplos, y eso me ha ayudado mucho a seguir adelante.

  • Para terminar, hoy que cumples 75 años de vida religiosa, ¿qué le quieres decir a Dios?

Agradecerle, yo tengo que agradecerle a Dios muchísimas cosas: las alegrías, las penas, todo lo que he pasado en la vida, todo se lo agradezco a Dios porque todo me ha formado, todo me ha llenado de fuerza para seguir luchando, para seguir a su lado. A Dios, gracias y gracias y nada más que gracias!

  • Gracias Pilar por regalarnos la alegría de compartir a tu lado la fidelidad de Dios, y celebrar contigo la Vida en los años.

Sí, los años no valen para mucho si la vida no es resplandeciente y fiel.

¡¡¡GRACIAS!!!

Categorías

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *