Inicio 9 Destacadas 9 XXII C General 2024 03 03 Comunicación nº 4

XXII C General 2024 03 03 Comunicación nº 4

Queremos compartir con vosotras estos días de retiro capitular, que ha estado motivado por nuestro hermano y amigo Monseñor Silvio José Báez, quien desde su carisma de Carmelita, cercanía y profundidad nos ha invitado a caminar a pie descalzo en el evangelio.

Los días han transcurrido con una hora de lectio divina para comenzar el día, hemos orado con los textos de la oración de Jesús en Getsemaní, la curación del sordo mudo y la curación de la hija de la Sirofenicia. Pudiendo entrar en tres situaciones de Jesús, que nos han invitado a vivir en actitud de acogida de la voluntad de Dios por encima de la nuestra. Es necesario escuchar a Jesús para no ser sordos a su Palabra, para vivir como él vivió, abrirnos a caminos nuevos, a otros modos de escuchar, a dedicar tiempo, ternura e interés por el otro. Confiar en que Él lo puede todo, solo basta tener fe, como la Sirofenicia.

Después hemos tenido dos momentos en el día de reflexión, en la mañana y en la tarde. Donde nos ha ido conduciendo a través de la Carta de San Pablo a los Filipenses. En una reflexión profunda de lo que significa acompañar la comunidad, orar con ella, por ella y anunciar con el corazón la obra que Dios realiza en cada una de nosotras.

Los temas que ha ido reflexionando han sido; lo que significa en Pablo presentarse como esclavo de Cristo Jesús. El esclavo no se pertenece a si mismo, no es dueño de si mismo, pertenece a otro. Ser esclavo no es función es condición de vida. La oración, orar unos por otros, tener presente que nuestra oración tiene rostros humanos, realidades que deben ser traídas a nuestra mente y a nuestro corazón, orar aún por todos los que nos han herido, ofendido, por los que piensan distinto, por los que son ocasión de conflicto. Orar siempre y con alegría. La verdadera oración no nos aparta de los hermanos ni de la realidad. El discípulo que ora sale deseoso a hacer el bien y a compartir la vida con los demás; pues hemos sido elegidos, amados, perdonados en Cristo Jesús.

Nos invita a contemplar la fidelidad de Dios. Unidos todos en la comunión con el evangelio.

Debemos volver la mirada a la fidelidad de Dios. El rostro más hermoso de la fidelidad del Señor es el perdón. Una fidelidad que lleva una carga de amor sin condiciones. Cuando nuestro corazón es totalmente de Dios, es cuando se ama y hay espacio para los hermanos. Amar con las entrañas de Cristo es hacer espacio a todos.

Pone como modelo a Cristo Jesús, invitando a tener la misma actitud de Jesús, como San Juan de la Cruz en 1 Subida 13 “Traiga un ordinario apetito de imitar a Cristo en todas sus cosas”. Deseo permanente de imitar a Cristo. Cristo siendo igual a Dios, no utilizó su condición divina para ser tratado de una forma diferente, quiso tomar en todo, la condición humana, renunciando a los derechos que le podría dar la divinidad, de ser enaltecido y servido. Hace un camino de abajamiento y descenso que es donde se muestra nuestro Dios.

También recorremos el proceso que Pablo expresa aquí del conocimiento de Cristo que le lleva entrar en la dinámica de su muerte y resurrección, experimentar que, en nuestra debilidad, El muestra su fuerza. Esto es un proceso que requiere tiempo y la actitud de apertura a la Gracia de Dios y no tanto a los méritos propios.

Es una carta donde aparece 12 veces el tema de la alegría, de ahí que la llaman también la carta de la alegría. Es la alegría que brota de un corazón lleno de Dios, es la Alegría en el Señor, que va más allá de los sentimientos, por lo que aquí San Pablo nos invita a ser Testigos de la Alegría, y no dar espacio a la tristeza, las rivalidades, juicios rápidos y críticas que dañan la vida fraterna. Como antídoto se presenta la oración y acción de gracias al Señor, capacidad de ser Eucarísticos en nuestra vida. Pablo expone con convicción que Todo lo puede en Aquel que le conforta.

Al terminar la última reflexión, hemos agradecido a Monseñor Silvio, estos días, que han sido de verdadero encuentro con el Señor, que nos ha hablado al corazón y nos ha predispuesto para comenzar la segunda etapa de trabajo de la Propuesta Capitular.

A continuación, hemos tenido un encuentro en las comunidades de discernimiento, donde hemos compartido lo que ha supuesto estos días y que luces recibidas nos ayudan en el trabajo capitular.

Así damos por terminada la primera etapa de nuestro Capitulo, llamada etapa de memoria agradecida y retiro capitular.

Categorías

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *