marzo 24, 2015
Inicio 9 Carmelitas 9 A la casa del padre 9 2015 9 Hna. Mª de la Vega González Ruiz

Hna. Mª de la Vega González Ruiz

“Vuestra soy, Señor, para vos nací
¿qué mandáis hacer de mí?»

 (Santa Teresa)

Muy queridas Hermanas:

Las comunicaciones se van sucediendo en los primeros meses del año 2015 con motivo del “paso a la Vida” de nuestras hermanas. El día 24 de marzo de 2015 ha sido un día de dolor y esperanza para la Provincia; dos hermanas nos han precedido en la Casa del Padre, una en la mañana y otra en la tarde. Al atardecer llamó a nuestra querida Hna. María de la Vega González Ruiz a celebrar la Pascua eterna. Tenía 91 años de edad y 64 de vida consagrada; ha fallecido en la comunidad “Mater Carmeli” de Vitoria. Le deseamos la plena participación en el Banquete del Reino.

Nació en Bilbao (Vizcaya) el día 27 de mayo de 1923, en una familia de profundas raíces cristianas y vivencia carmelitana; dos de los hijos ingresaron en el Carmelo, María de la Vega en las Carmelitas Misioneras y Francisco Javier en los Carmelitas Descalzos. Ella profesó en el noviciado de Pamplona el 14 de abril de 1950. En su camino vocacional se fue dejando transformar por el Señor y haciendo realidad en su vida la expresión teresiana: ¿Qué mandáis hacer de mi”?.

Su trayectoria comunitaria y apostólica es universal y con un gran abanico de actividades, especialmente en “misión ad gentes”, educación y promoción cultural, pastoral parroquial y social, animación comunitaria y servicios de gobierno en comunidades, Consejo Provincial de la antigua Provincia de Madrid, Consejo General y Viceprovincia de Italia. Resaltamos lo más significativo. Los primeros años de su vida religiosa los vivió en las comunidades de Colombia, allí estuvo del 1951 al 1966, así nos lo cuenta el IV Tomo de la Historia. Cuando regresa a España permanece durante un tiempo en Barcelona y en agosto de 1967 va destinada a Salamanca y posteriormente a la Ciudad eterna; la Congregación le pide el servicio de Consejera y Secretaria General que realiza con esmero y responsabilidad durante el sexenio 1970-1976. Finalizada esta misión congregacional y, ya como miembro de la Viceprovincia italiana, se incardina en la comunidad de San Giacomo d´Acri, después en Alghero y de nuevo a San Giacomo; en esta última casa estuvo 19 años. En todos los lugares vivió con gran disponibilidad y entrega, dando lo mejor de sí misma a las hermanas y a la gente necesitada de formación, cercanía, consuelo y aliento. En esta zona calabrese de San Giacomo D´Acri fue catequista, visitó a los enfermos y ancianos, ayudó al párroco y a todo el que lo necesitaba. Con la misma sencillez con que daba una charla o enseñaba a los niños hacia los servicios de casa, consciente de que “amar y servir” al estilo de Jesús, es lo único importante. Su vida es un testimonio de respuesta incondicional y de espíritu misionero, así lo manifiestan quienes han compartido vida y misión en las comunidades, donde la recuerdan con cariño y gratitud. Y ya “un poco fatigada del camino”, con los años y los achaques sobre la espalda vuelve a España, a las comunidades de Salamanca, Ávila “Santa Teresita” y finalmente a la de “Mater Carmeli”, Vitoria, donde ha llegado al encuentro definitivo con Cristo.

Recordamos a María de la Vega como mujer de corazón universal, pasión apostólica, gozo vocacional y amor a la Congregación; orante y contemplativa, de profunda vivencia teologal y de gran capacidad humana en la relación y en el servicio. La oración y los libros eran su alimento espiritual cotidiano, la Biblia, las obras de los Santos Padres, especialmente la Beata Isabel de la Trinidad, los escritos de Vida Religiosa y de actualidad eran su delicia, le encantaba la lectura, “devoraba los libros” como ella solía decir y siempre sacaba “algún nuevo” que le ayudaba a profundizar y a compartir con las demás.

¡Gracias María! por tu vida, tus gestos sencillos de vivencia evangélica y carismática que han ido construyendo Historia y dando vitalidad al carisma palautiano. Intercede por tus familiares a quienes has querido y te han acompañado siempre, especialmente en esta última etapa de la vida; intercede por tu Familia de Carmelitas Misioneras para que sepamos responder, con la audacia de Teresa y de Francisco Palau, a las urgencias y a los retos del momento actual.  

Un abrazo, en nombre del Consejo Provincial

Hna. María Esperanza Izco 
Madrid, 26 de marzo de 2015

Categorías

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

0 comentarios